viernes, 22 de agosto de 2008

Oración al Dios desconocido



Si alguna vez han oído hablar de Nietzsche, sabrán que me refiero al filósofo que en más de una ocasión dijo: "Dios ha muerto y nosotros lo hemos matado". Nietzche es uno de los filósofos más controversiales de la historia de la filosofía, algunos lo consideran un charlatán con retórica y otros lo miran como el gran precursor del postmodernismo.

Sin embargo esto no es lo que quiero tratar, aquí les dejo un escrito de Nietzsche que nos motiva a preguntarnos, ¿era Nietzsche realmente ateo? Si alguien conoce mejor el contexto del siguiente escrito de Nietzsche le agradezco deje su comentario.

Al Dios desconocido
Autor: Federico Nietzsche


Una vez más, anclado en el presente
Y lanzando mis miradas al futuro,
Vuelvo, en soledad,
a elevar mis manos Hacia Ti,
a quien me acojo,
A quien solemnemente he dedicado Altares en el corazón,
en lo más hondo De él,
para que en todo tiempo

Tu voz vuelva a llamarme.
Sobre ellos arde, Profundamente inscrita,
esta palabra AL DIOS DESCONOCIDO.
Soy tuyo, aunque el mal,
hasta este momento
Haya venido atenazando mi espíritu;
Soy tuyo... y los lazos percibo
Que en lucha tiran de mí hacia arriba,

Y, aunque quisiera huir,
Me fuerzan a servirte.
¡Quiero conocerte, desconocido!
Que tocas en lo profundo de mi alma,
Que cual tormenta recorres mi vida.
Inconcebible, Tu afín a mí;
Quiero conocerte y... Siempre servirte.

5 comentarios:

Dulciblue dijo...

Hola Luisma...

Guaoooooo! Impresionada, me ha encantado este poema. Ni el religioso mas grande del mundo hubiera podido dar con tremenda verdad. Es que Dios rebela su sabiduria a quien quiere. Por eso no se puede juzgar a nadie.


Muchos besos mi muchachito

ARTE AFRICANO EN MEXICO dijo...

Aunque esta entrada es ya vieja, me animo a escribirte.
Este gran autor ha sido siempre marginado por lo directo de su critica, el desenmascara la hipocresía de la doble moral religiosa, que condena el intento de emancipación del hombre común, sumiéndolo en la mediocridad de la resignación cristiana (en esto hago referencia a la resignación a la que se someten los hombres bajo el criterio del conformismo que induce la institución religiosa, en las iglesias se hace más hincapié en la crucifixión que en la misma resurrección ¿Quién ha matado a Dios? La iglesia predica más al crucificado que al resucitado todos los cristianos se hacen mártires de la vida, todos deben cargar su cruz, todos deben sufrir y esperar que en la vida eterna se haga justicia).
Que pasaría si el hombre común deja ese conformismo para emanciparse, que pasaría si todos conocen y siguen al que ha resucitado al que ha vencido a la muerte ¿acaso este no es el verdadero súper hombre?
Hay que leer a Nietzsche con valor de aceptar que jugamos ese juego del mismo sistema, del cual se alimentan las arañas…

Luis dijo...

Hola "Arte Africano", muchas gracias por tu comentario. Estoy completamente de acuerdo contigo, Nietzschie, junto con los demás filósofos, "maestros de la sospecha: (Marx y Freud)" critican al Dios conformista, opresor y manipulador que muchas veces hemos creado. El superhombre de Nietzsche, es precisamente, aquél ser humano que se atreve a romper los esquemas. El Jesús del Nuevo Testamento es un ejemplo de ello.

Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Hola, te puedo decir que Nietzsche, como el resto de los ateos, comenzó siendo creyente... Su padre fue predicador y el hasta estudio teología. Este poema lo escribió al rededor de 1859, cuando se encontraba en el internado de profta. Justamente ahí es donde comienza su alejamiento del cristianismo.
Espero haberte ayudado. Besos

Rodia1712 dijo...

Mencionar al dios desconocido, no necesariamente tiene que ser el dios cristiano que es bien conocido, al hablar de lo desconocido se puede referir a una fuerza superior,pero no por eso la que los cristianos quieren que sea, al fin y al cabo si los dioses existen sus formas y manifestaciones pueden ser infinitas coMO el universo, y ser infinito física y esperitualmente no significa que lo que llamamos bueno sea su manufestacion, al fin y al cabo en el universo, no sólo es bello el que una madre bese a su hijo, sino también que mate al hijo de otra para alimentar al suyo.Quienes quieran asociar esta oración a cristo o jehova pues tienen el derecho, pero de Nietzche esperaría más que eso.